la naranja está partida

Mesa de Diálogo entre vecinos de Morococha y Chinalco terminó con algunos acuerdos

Publicado: 2010-05-10

Negocian el reasentamiento de 5000 habitantes

Por Isabel Chirinos

El  viernes 7 de mayo, en Morococha, se reunieron los pobladores de dicho distrito con los miembros del Gobierno Regional, la Iglesia Católica y funcionarios de la empresa minera Chinalco. El encuentro sirvió para instaurar la Mesa de Diálogo que ponga fin al conflicto entre los morocochanos y Chinalco propiciado por la necesidad de reubicar la mencionada ciudad para permitir el desarrollo del proyecto minero Toro Mocho.

Asistieron a la reunión: Marcial Salomé, alcalde del distrito de Morococha; Armando Arrieta y Boris Dávila, representantes de la empresa Chinalco; la Dra. Mónica Martínez, representante del Ministerio de Energía y Minas; el Monseñor Pedro Barreto Jiménez; Jony Eguavil, representante del Comité Multisectorial del Distrito de Morococha (COMUDIMO), y otros dirigentes de la organizaciones de base morocochanos.

La dirección de este evento estuvo a cargo de Monseñor Barreto, quien recordó que las tres etapas de la Mesa de Dialogo serán: elección de representantes, realización del Convenio Marco y elección del lugar de reasentamiento de Morococha.

La reunión empezó con algunas asperezas, luego de que Monseñor Barreto manifestara su malestar al enterarse que el COMUDIMO no había escogido a sus siete representantes para participar en la Mesa de Diálogo. Tras superar el impase con un cuarto intermedio, se volvió a las discusiones.

Fue entonces, que los dirigentes morocochanos leyeron un comunicado preparado para la ocasión en la que exponían sus puntos de vista.

En primer lugar manifestaron que se hallan “de acuerdo en que la ciudad de Morcococha sea reasentada para permitir la viabilidad del megaproyecto Toro Mocho. No nos oponemos a la presencia de la empresa Chinalco S.A. Eso sí, exigimos que la reubicación de los más de cinco mil morocochanos se realice tomando en cuenta la opinión de los directamente afectados. Por tal motivo solicitamos a Chinalco que se lleve a cabo un auténtico proceso de consulta y dialogo con los habitantes del distrito de Morococha que termine en la firma de un Convenio Marco”.

Luego denunciaron las prácticas poco transparentes en las que habría incurrido Chinalco “El COMUDIMO siempre ha estado dispuesto a dialogar y a alcanzar una solución concertada, pese a ello, hasta la fecha solo hemos recibido de parte de Chinalco indiferencia y lo que es peor, hostigamiento y amedrentamiento (amenazas y seguimientos), denuncias judiciales contra nuestros dirigentes, creación de organizaciones paralelas sin la menor representatividad y la organización de eventos en donde se trae a pobladores foráneos a la vez que se impide la participación de los morocochanos”.

En ese sentido exigieron que Chinalco desista de estas prácticas e inmediatamente retire las denuncias judiciales y las acciones de amedrentamiento contra los dirigentes del COMUDIMO.

Con relación al reasentamiento de Morococha, solicitaron un debate técnico sobre los siguientes puntos:

Que las Mesas Dialago se lleven a cabo de ahora en adelante en la ciudad de Morococha.

Que se efectúe un estudio legal que determine que el terreno escogido para la edificación de la nueva Morococha, no se encuentre dentro de denuncios y concesiones mineras.

Que una investigación independiente asegure que el mencionado lugar no es un bofedal y reúne las condiciones de salubridad, medioambientales y es apta para la construcción de todo tipo de edificaciones.

Que un estudio socioeconómico establezca que la nueva Morococha tiene futuro económico y comercial.

Que el trazado y el tamaño de las viviendas que se construirán sean las adecuadas y que cumplan con las especificaciones técnicas y permitan el confort de las familias que las habitaran.

Que Chinalco respetara las condiciones laborales y los derechos de los trabajadores mineros.

Gracias a la insistencia de la mesa, los representantes de Chinalco acordaron reunirse nuevamente el 19 de mayo para negociar el retiro de las denuncias contra los dirigentes de COMUDIMO.

Entre otros acuerdos, se estableció que el Comité Multisectorial incrementará sus representantes de siete a diez participantes y se reconoció la necesidad de que este organismo cuente con asesores externos que faciliten las negociaciones.

La próxima convocatoria de la Mesa de Diálogo es para el 25 de este mes. Se espera la presencia del Gerente General de Chinalco, el señor Gerald Wolfe.


Escrito por


Publicado en

Rocoto

Investigación periodística que pica...