la naranja está partida

Carlos Salazar, presidente del OSCE

Irregularidades y artimañas permitieron que Tribunal del Osce fuera coaptado por apristas

Publicado: 2011-08-22

Actual presidente del Osce,

Carlos Salazar, no reunía

Las condiciones para integrar

Tribunal de Contrataciones

Como si no bastara que el origen de este proceso fuera irregular, tal y como se informara en una edición anterior, los actos cuestionables continuaron a lo largo de todo el concurso para la evaluación y selección de los miembros del Tribunal de Contrataciones (TC) del OSCE.

Se recordará que ayer se denunció que a pesar de que la Ley expresa claramente que el OSCE es un ente autónomo y que por ende era el encargado de realizar la evaluación y nombramiento de los vocales del TC, indebidamente, la Presidencia del Consejo de Ministros emitió un Resolución Suprema N° 062-2010-PCM, la cual resolvía “constituir una Comisión Multisectorial de Selección que se encargaría de organizar y conducir el Concurso Público para la designación del Tribunal de Contrataciones del Estado”.

Dicha Resolución, conformado por los apristas, Erasmo Alejandro Reyna Alcántara designado por la PCM, Leonidas Gerardo Castro, (ex vice ministro de Justicia hoy preso acusado de intentar sobornar a funcionarios del Ministerio de la Producción) por el Ministerio de Justicia y por César Candela Jara, nombrado Secretario Técnico en representación del OSCE. A ellos se sumó Carlos Castro, como representante del MEF.  Todos ellos se encargaron de llevar a cabo este proceso que como se verá estuvo plagado de irregularidades.

Irregularidades por montón

La Resolución N° 062-2010-PCM estableció los lineamientos para el proceso de selección de vocales para el Tribunal de Contrataciones.

De acuerdo a esta norma el procedimiento tenía tres etapas: selección, evaluación y designación. En la primera se determinaba si el postulante cumplía con las condiciones para ser vocal.  Básicamente: contar con título profesional, experiencia no menor a cinco años en contratación pública, no estar inhabilitado para cumplir la función pública y no contar con antecedentes penales ni policiales. La segunda, era una evaluación curricular y una entrevista personal. Se decidió además tomar un examen escrito de cinco minutos. Lo extraño es que en vez que se la tomara en simultáneo a todos los candidatos se la tomó a uno por uno.

Según los documentos a los que se tuvo acceso  se presentaron 86 personas. Como se puede constatar en las actas de la CM, el proceso se efectuó con mucha desprolijidad. Basta señalar que muchos de los nombres de los participantes están mal escritos.

Pero lo que resulta increíble es que luego de revisar los curriculums, se declaró como “No aptos” a 24 postulantes, por tanto solo 62 debían acceder a la segunda fase: la de evaluación que consistía en una entrevista personal que duraba 20 minutos cada una. Sin embargo, en la relación de personas entrevistadas los días 17 y 18 de marzo del 2010 figuran enumerados 64 nombres. Por una ecuación arimética simple se puede deducir que “por arte de magia” aparecieron dos postulantes más, pues 24 más (+) 64 es (=) 88 y no 86 que era el número total de personas que presentaron sus curriculums.

¿Qué pasó? Dos irregularidades flagrantes:

La primera, un postulante dio exámenes dos veces: Augusto Oliver Effio Ordoñez, quien según la relación en nuestro poder rindió su entrevista personal el 17 de marzo entre las 15:00 y las 15:20, y por lo que todo indica fue desaprobado. Al día siguiente, sin embargo, se volvió a presentar, solo que esta vez, entre las 12:00 y las 12:20. De ninguna manera dicho incidente puede ser considerado un error. Está claro que este deliberado favoritismo no fuera inmediatamente detectado, se invirtieron los apellidos de Effio Ordeñes a Ordeñes Effio y solo se consignó uno de sus nombres: Augusto. La artimaña surtió efecto y ninguno de los jurados se dio cuenta o no dijo nada. Lo cierto es que el responsable directo de la grosera manipulación, aunque a todos los miembros de la CM deberían explicar que sucedió, es el secretario técnico de la CM, César Candela Jara.

Lo cierto es que Effio debió dar muy mal su prueba, pues ni el hecho de haber tenido la oportunidad de darla dos veces lo ayudó para ser nombrado. A pesar de ello hoy se desempeña como miembro del la oficina de asesoría jurídica del Ministerio de Educación.

Segunda, el otro postulante beneficiado fue Otto Egusquiza Roca, quien aparece en la lista de “No Aptos”, es decir no reunía los requisitos curriculares y por tanto no superó la fase de selección. A pesar de ello, sin que nadie pueda explicarlo dio examen el día 17 de marzo entre las 15.20 y 15.40. Y no solo eso, sino que “aprobó” y fue nombrado Vocal.

Se nombró a los menos aptos

Su nombramiento, no estuvo exento de polémica. Literalmente, generó un duro debate en el seno de la CM. Como consta en el Acta del 18 de marzo, el representante del MEF en la Comisión, Carlos Castro, se opuso a su nombramiento pues resaltaba “su falta de conocimientos sobre los temas de contrataciones del Estado”. Pero para los otros dos miembros de la CM, Egusquiza contestó “satisfactoriamente”, así que por mayoría de votos se decidió hacerlo vocal. Hoy dejó de serlo, pues a los pocos meses de que se le encargara esta responsabilidad cumplió setenta años y fue cesado. A pesar de ello, Egusquizá interpuso un recurso de amparo para ser repuesto.

Su suerte ha continuado, pues hasta el 28 de julio se desempeñó nada menos que el Presidente del Directorio de Editora Perú y asesor del MEF. Definitivamente, en el Gobierno Aprista lo estimaban mucho o le debían algunos favores, pues su trayectoria como Juez fue más que cuestionable. Fue sometido a varios procesos disciplinarios e incluso fue destituido, pero por volvió al Poder Judicial gracias a un amparo.

Según la mencionada acta, Egusquiza no fue el único miembro en no estar apto para ser vocal, de acuerdo a la opinión de Carlos Castro, lo mismo ocurrió con Carlos Navas Rondón, Dammar Salazar Días y el actual Presidente del Osce, Carlos Salazar Ramírez. Los tres cercanos o miembros del partido aprista. Ninguno de ellos de acuerdo al representante del MEF “contestaron de manera acertada sus preguntas orales”. Pero como los otros integrantes de la CM tenían un criterio diferente decidieron nombrarlos por mayoría. Es obvio que Salazar, tenía la venia del Partido Aprista, del cual es miembro de la dirección del Partido y justamente por eso luego fue nombrado presidente del Osce. Pero queda claro que para el único técnico independiente de la CM no reunía los conocimientos básicos para ser elegido Vocal.

De esta forma, nueve de los doce vocales elegidos están vinculados al partido de la estrella. Además de los cuatro aprobados con escándalo se puede mencionar a Mónica Yadira Yaya Luyo y Wina Isasi Berrospi vinculadas al entorno de Jorge del Castillo; Martín Zumaeta Giudichi, sobrino del ex presidente del Congreso, César Zumaeta; Janette Elke Ramírez Maynetto –actual esposa de Zumaeta Giudichi y, por tanto no debieron postular juntos a este cargo–; Jorge Silva Dávila, persona vinculada al ex ministro de Energía Juan Valdivia.

Semejantes irregularidades obligarían a que  se investiguen todas las irregularidades aquí cometidas y se efectúe un nuevo proceso de evaluación, selección y nombramiento de nuevos miembros del TC del OSCE.


Escrito por


Publicado en

Rocoto

Investigación periodística que pica...